Naruto Revenge
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Lee las normas
Lee Las Reglas Del Foro
Últimos temas
» asdasasdsad
Miér Ago 05, 2015 10:47 pm por Renma Kyoraku

» Hola...¿Necesitan Algo?
Mar Jul 28, 2015 5:57 pm por Renma Kyoraku

» Tienda de Armas (en construcción)
Lun Jul 27, 2015 8:18 pm por Raiden Uchiha

» Guia de EXP
Vie Jul 17, 2015 3:34 pm por Raiden Uchiha

» Modelo de ficha Tecnica
Vie Jul 17, 2015 10:20 am por Raiden Uchiha

» Guia de Kekkei Genkai
Vie Jul 17, 2015 8:34 am por Raiden Uchiha

» Guia de Combates
Jue Jul 16, 2015 10:36 pm por Raiden Uchiha

» Guia de elementos
Jue Jul 16, 2015 10:01 pm por Raiden Uchiha

» Guia de Rangos Shinobis
Jue Jul 16, 2015 9:21 pm por Raiden Uchiha

Hermanos!!!
Mejores posteadores
Afiliados Elite
Nruto Revelacion Rol Naruto Advance
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Miér Jul 19, 2017 6:19 am.

Nunca esta de más entrenar...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nunca esta de más entrenar...

Mensaje por K Uzumaki el Sáb Mayo 11, 2013 5:35 pm

Era un bello día en las lejanas tierras del país del rayo, un lugar con una exuberante belleza natural, su resplandeciente sol que alumbra aquellas tierras día tras día hacía de este un lugar muy atractivo para los distintos viajeros que por allí pasan todos los días. Su cielo cubierto por un sinfín de nubes que le dan ese característico nombre ha dicho lugar. La aldea escondida entre las nubes, así es como se llama aquel majestuoso lugar en el que reside el participe principal de este relato, un chico de 19 años que a tan joven edad era el líder supremo de famosa aldea. Su nombre K Uzumaki, un shinobi muy poderoso originario de la aldea escondida entre las hojas pero por cosas del destino, radicaba en la aldea de la nube desde hace ya un buen tiempo…

Aquel día amaneció como cualquier otro acostumbrado, K se levantó de su cama al ver que su reloj marcaba la hora de levantarse, pero a diferencia de otros días este era el único día libre del chico pero él lo había olvidado por completo, tomó una ducha de agua fría como acostumbra tomarla, seguido de esto se pone su ropa característica y un buen desayuno antes de partir a realizar sus labores cotidianas. – Me estoy empezando a cansar de esta rutina, desearía seguir siendo un niño para poder dormir hasta tarde – exclamó K mientras cerraba la puerta de su casa con llave para evitar que su casa sea asaltada por algún amigo de lo ajeno. A pasos normales caminaba el chico por las calles de la aldea saludando a todos aquellos que le hacían un gesto de respeto por ser el líder, era muy querido por todos los aldeanos en especial por los niños los cuales sentían cierta admiración hacia él.

Luego de realizar su caminata diaria de su casa a la mansión se dirigió como siempre a su oficina para seguir con su arduo trabajo, pero poco antes de entrar en la misma vio cómo su secretaria lo detuvo con una mirada de extrañeza y expresó estas palabras. – ¿Qué hace aquí en la oficina, si hoy es su día libre, Raikage? – Al escucharla decir esas palabras en la mente del chico una chispa se despertó e hizo que el chico mostrará una sonrisa algo nerviosa. – Jeje, se me había olvidado que hoy era mi día libre, creo que daré un paseo como de costumbre – dijo K dando vuelta para dirigirse a la plaza de la aldea a ver qué era lo que haría en realidad. Al salir de la mansión el chico se dirigió a la plaza pero poco después se desvió hacia el hospital de la aldea en donde tenía algunos experimentos por realizar. – En fin creo que me entretendré con esto por hoy… Un momento… - Una salvaje idea se apoderó del chico en aquel momento, una extraña sensación de curiosidad con algo de ambición. El chico tomo una muestra de sangre de un usuario del elemento agua al cual tenía que hacerle una prueba de laboratorio por lo cual tomó solo una pequeña cantidad y unos cuantos pergaminos que tenía guardado, luego de tener todo listo se dirigió a la zona de entrenamiento en donde realizaría su cometido.

Luego de esquivar alguno que otro transeúnte, ahorrar camino por algunos callejones ya conocidos por el chico y saltar por varias ramas unas fuertes otras débiles, por fin K había llegado a su destino el cual era la zona de entrenamiento en donde daría inicio a todo. – Hace tiempo que no pasaba por aquí, pero hoy de seguro valdrá la pena estar aquí – pronunció K con una sonrisa de confianza, haciendo referencia a lo que haría en algunos segundos. K se sentó en el suelo a sombra de un frondoso árbol para sentir la refrescante brisa de la aldea que acostumbra a soplar a esas horas. Ya sentado el chico sacó los pergaminos que traía que en total eran tres, al igual que la pequeña muestra de sangre que era una cantidad de aproximadamente 3 mL. – Empecemos – K tomó uno de los pergaminos y lo desplegó sobre el suelo mientras esparcía una pequeña cantidad de sangre sobre el pergamino, luego el chico realizó una secuencia de sellos manuales colocando su mano sobre el pergamino y la muestra formando un extraño sello sobre el pergamino y la pequeña muestra. Al terminar de hacer dichos preparativos el chico hizo lo mismo en los otros dos pergaminos restantes poniendo 1 mL de sangre sobre cada uno al igual que el sello hecho con anterioridad.

K como siempre realizó algo de calentamiento dando algunas vueltas al lugar y practicando algo de taijutsu ya que no le gusta empezar a entrenar sin realizar ningún tipo de calentamiento previo porque de no realizarlo esto puede causarle molestias a lo largo del entrenamiento. El chico tomó el primer pergamino y lo alzó en el aire mientras realizaba otra secuencia de sellos formando una extraña marca en su mano, siendo esta la llave para poder invocar lo que se guarda en el pergamino, de inmediato posó la mano sobre el pergamino abriendo el sello que bloqueaba el pergamino liberando una cortina de humo cubriendo por completo el cuerpo del chico. Al disiparse la nube de humo el chico realizó una secuencia de sellos de mano y un pequeño chorro de agua broto de la boca del chico, sabiendo esto el chico notó que su experimento había funcionado de manera débil pero había funcionado. Sin importarle el chico siguió practicando con los otros dos pergaminos restantes hasta que anocheció y se dirigió un poco agotado de vuelta a su casa, con una nueva conclusión en su experimento. –Necesito una mayor cantidad de sangre para que pueda durar y funcionar más tiempo – Exclamó mientras se encontraba recostado sobre su cama pensando en todo lo que podría hacer al volver ese experimento una técnica de su propia creación.
avatar
K Uzumaki
Hokage
Hokage

Masculino
Mensajes : 84
Puntos : 156
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 12/12/2012
Edad : 22

Ficha Ninja
Armas e Items:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.